lunes, 28 de enero de 2013

Cuatrocientos comuneros de aguas expresan en Goián su rechazo al plan hidrológico

El municipio de Tui es uno de los más afectados, con red pública en todas las parroquias y traídas de aguas vecinales, cuyos usuarios pasarían a pagar cuatro veces más por el suministro
EVA GONZÁLEZ - TOMIÑO Unos 78.000 usuarios de 148 comunidades de aguas de la provincia, con 18.000 viviendas, están tratando de negociar con las Administraciones para que las traídas vecinales sean compatibles con la red pública de abastecimiento. Cerca de 400 representantes de los colectivos, integrados en la asociación de traídas Coxapo, se reunieron recientemente en el auditorio de Goián donde se puso de manifiesto la necesidad de unirse para conseguir este fin, según informa el presidente de Coxapo, Rafael Carrera.

El plan hidrológico recién aprobado es su amenaza, pues obliga a que la Confederación Hidrográfica Miño-Sil pida un certificado municipal a los usuarios de las traídas vecinales, que son incompatibles con el uso de la red pública. A aquellos que utilicen la red pública de abastecimiento no se les renovaría la concesión de uso de la red privada, cuyas instalaciones y competencias pasarían a manos de la Administración.
Los perjuicios revertirían directamente sobre los usuarios de las traídas privadas que actualmente vienen a pagar unos 40 euros anuales por el mantenimiento de la instalación, más tasas y canon, con lo que el recibo puede llegar a 100 euros anuales. Si no se les renueva la concesión para ese uso, el cambio a la red pública les supondría un gasto cuatro veces mayor por recibir el mismo servicio.
En Tui están pendientes de la renovación usuarios de las traídas vecinales de Pexegueiro, Randufe, Pazos de Reis y Guillarei.
Los nuevos planes hidrológicos no solo amenazan a las traídas de toda la comunidad gallega sino también al canon del agua. A la asamblea celebrada en el Auditorio de Goián asistieron 397 directivos de toda la provincia, reunidos por Coxapo.
El director de Augas de Galicia, Francisco Menéndez y Carlos Chantrero, técnico de dicho ente, resolvieron algunas dudas sobre el reglamento del canon del agua y el coeficiente de vertido a sistemas públicos de depuración de aguas residuales, por el Decreto 136/2012, aprobado en el DOG del 22 de junio.
El modelo de estatutos para la adaptación a la Ley 1/2001, que está negociándose para las traídas asociadas a Coxapo y está pendiente de validar por Augas de Galicia y Confederación Hidrográfica, "servirá para facilitar las gestiones de los directivos y usuarios, además de ayudar a consensuar o arbitrar respuestas", afirman.
Menéndez apuntó que Coxapo, junto con los Concellos y entidades suministradoras deberían llegar a un acuerdo de cooperación, además de pactar un acuerdo para modificar la Ley del 85, que se prevé actualizar para el año 2015.
Publicar un comentario