sábado, 5 de noviembre de 2011

Medio Ambiente retrasa la aplicación del canon del agua y recaudará 11 millones menos en 2012

 Fonte. Faro de Vigo

La tramitación del decreto que regula esta tasa se ha demorado y no podrá entrar en vigor en enero






MÓNICA VÁZQUEZ - SANTIAGO A la siempre difícil cuesta de enero no se sumará el próximo año la anunciada subida del recibo del agua. La Xunta retrasará la entrada en vigor del nuevo canon progresivo que penalizará a quien más consuma tanto a nivel doméstico como industrial y cuya recaudación se destinará a financiar actuaciones hidráulicas. A pesar de que hace apenas un mes el Ejecutivo gallego sostenía que el llamado canon del agua entraría en vigor el próximo 1 de enero, fuentes de la Consellería de Medio Ambiente reconocen que finalmente no se empezará a cobrar para esa fecha pero eluden precisar cuándo lo hará.
Tras la aprobación a finales de 2010 de la Lei de Augas (que creó esta nueva tasa) se anunció su puesta en marcha a finales de 2011, una vez se desarrollase reglamentariamente. Este trámite, con todo, aún no se ha cumplido. El decreto que desarrolla su aplicación está en fase de exposición pública y la Xunta descarta que el canon entre en vigor, como había previsto, en enero.
Esta decisión tendrá repercusiones económicas para las arcas gallegas ya que frente a los 48 millones de euros que preveía ingresar la Xunta en 2012 gracias a la aplicación del nuevo impuesto, en el proyecto de presupuestos presentado la semana pasada la recaudación consignada asciende a solo 37 millones de euros, 11 menos de lo estimado. El Ejecutivo gallego, con todo, sí que aumentará su recaudación con respecto a la de 2011, ya que prevé ingresar entre la nueva tasa y el actual canon de saneamiento 1,9 millones de euros más que en el presente ejercicio.
Desde la Consellería de Medio Ambiente admiten que la recaudación del próximo año diferirá de los cálculos iniciales pero lo achacan no solo al retraso en la aplicación del canon sino al propio sistema de facturación de las suministradoras. En este sentido, explican que aunque los gallegos paguen el canon en su factura cada dos o tres meses, dependiendo de la compañía, las empresas suministradoras transfieren ese dinero a Augas de Galicia "a semestre o año vencido, según su modo de facturación". "Por lo tanto lo pagado por los ciudadanos en el segundo semestre de 2011 no llegará a Augas de Galicia hasta 2012 y la mayor parte del canon del agua que los ciudadanos pagarán en 2012 no llegará a Augas hasta 2013", explican.
A la espera de que la Xunta apruebe el decreto que concretará cuándo entrará en vigor el canon del agua, lo que está claro es que la nueva tasa empezará a repercutir en el bolsillo de los gallegos meses antes que en el de Augas. Según las previsiones presupuestarias, el ente público obtendrá el próximo año en concepto de canon de saneamiento 26,3 millones de euros y por la nueva tasa del agua otros 11,7 millones. Esta cifra representa la cuarta parte de los 48 millones de ingresos que estimaba la Xunta inicialmente lo que permite suponer que el año que viene solo prevé recaudar por él el equivalente a un trimestre.
Publicar un comentario