martes, 20 de septiembre de 2011

La Xunta exime de pagar el canon del agua a 7.800 familias

 Fonte: Faro de Vigo

Los vecinos de concellos con depuradoras autonómicas empezarán a pagar por el saneamiento, pero con una bonificación del 50% en 2012
    
   
X. A. TABOADA - SANTIAGO Ante la persistencia de la crisis económica, la Consellería de Medio Ambiente aprovechará la próxima tramitación de los presupuestos de la Xunta para 2012 para introducir en la ley de acompañamiento una exención con carácter indefinido en la aplicación del canon del agua, la nueva tasa que entrará en vigor el día 1 de enero que grava los consumos domésticos e industriales en función del volumen de recursos gastados. Esta exención consistirá en liberar del pago en su totalidad a las familias con las rentas más bajas de la comunidad autónoma, aquéllas que se consideran que en riesgo o en situación de exclusión social. Los cálculos de la Xunta prevén que de esta medida se beneficiarán unas 7.800 familias que en su conjunto, si tuvieran que abonar la tasa, deberían aportar a las arcas autonómicas unos 400.000 euros.

De esta bonificación del 100% en el canon del agua también disfrutarán todos los centros, casas de acogida, comedores sociales o albergues que dan servicio a estas personas que se encuentran e riesgo de exclusión. Por este concepto, la Xunta dejará de ingresar unos 140.000 euros.
"De este modo se intentará no poner en peligro la renta mínima que se trata de garantizar desde la administración para estas personas con dificultades", argumenta la Consellería de Medio Ambiente. En la ley de acompañamiento figurarán los detalles de las familias que dispondrán de esta exención, básicamente todas aquéllas incorporadas a algún programa de inclusión social. La Xunta estima que actualmente hay unos 7.800 hogares en estas condiciones.
La exoneración, tanto para los hogares en riesgo o situación de exclusión como de los centros que atienden a estas personas, entrará en vigor el mismo día que comenzará a aplicarse el canon del agua, aunque en los presupuestos de 2012 apenas tendrá repercusión, dado que la tasa la cobran la compañías suministradoras y éstas no liquidan los pagos hasta mediados o final de año. Así que no será hasta 2013 cuando se note en los presupuestos, con una pérdida de ingresos de unos 540.000 euros.
Pero habrá más bonificaciones, aunque solo por un año, para los habitantes de los municipios con depuradoras gestionadas por la Xunta. En más de una veintena de ayuntamientos nunca se ha repercutido sobre los ciudadanos el canon de saneamiento vigente, algo que se hará a partir del próximo día 1 de enero, aunque ya reconvertido en el coeficiente de vertido que grava la depuración de las aguas residuales. Para mitigar el impacto de la subida, durante el primer año los habitantes de estos concellos tendrá una deducción del 50%. Entre otros, figuran los municipios de Pontevedra, Marín, Cambados, Vilanova de Arousa, Moraña, Baiona, Nigrán, Gondomar, Tomiño, Salceda de Caselas, O Porriño, Soutomaior, Vilaboa, Muros, Rois, Cariño, Cedeira, Laxe o Melide.
"La Xunta gestiona a día de hoy 23 depuradoras de aguas residuales sin que se le esté repercutiendo los costes de explotación a los ciudadanos. Esto crea una situación de injusticia con el resto del territorio gallego, en el que sus habitantes sí pagan la depuración gestionada por los concellos, y se trata de algo insostenible si la Xunta va a asumir la explotación de más depuradoras", argumenta la Consellería de Medio Ambiente.
Esta medida se incluirá también en la ley de acompañamiento de los presupuestos y significará que las arcas autonómicas dejen de ingresar unos tres millones de euros. Pero solo será por un año. Luego se aplicará el coeficiente de vertido en su integridad.
Publicar un comentario