domingo, 1 de julio de 2012

PSOE y BNG critican a López por el nuevo canon del agua y acusan perjuicio vecinal

El PSOE pide con una moción que se retire el decreto que entra en vigor hoy






SILVIA PAMPÍN - A ESTRADA El PSOE y el BNG de A Estrada criticaron ayer con dureza la subida del recibo del agua que, según el nacionalista Xosé Magariños, traerá consigo hoy la entrada en vigor de la nueva Lei de Augas. El líder nacionalista subrayó que "fue aprobada por el PP en el Parlamento de Galicia" el 4 de noviembre de 2010 "con el voto favorable del ahora alcalde de A Estrada, José López". A este, el PSOE, del que es portavoz Belén Louzao, le achaca haber hecho "otro de sus habituales brindis al sol" al prometer "en campaña que la Xunta no iba a cobrar los impuestos derivados de la Lei de Augas". El PSOE pedirá con una moción en el próximo pleno que se retire el decreto que desarrolla el cobro del nuevo impuesto y de la nueva tasa porque entiende que afectará a "multitud de abastecimientos vecinales y de pozos familiares".
Afirma que la nueva ley establece que "tanto pozos como traídas vecinales tengan que pagar, eso sí con una bonificación. Es más el que tenga para uso doméstico más de una traída o una traída y un pozo, pagará por cada una de las tomas de abastecimiento que tenga. No se puede escoger. Se paga por todas".


Apunta, además, que en el municipio se necesitan nuevas traídas en parroquias del rural qucce "en algunos casos los propios vecinos han comenzado a hacer con sus medios, y que según dice el López Campos el Concello va a rematar por lo que pasarán a ser traídas municipales". Los socialistas agregan que por tanto sus beneficiarios estarán "obligados" a "pagar por el agua como traída municipal y sin poder acogerse a la bonificación para traídas vecinales".Y que si ya eso es una injusticia, serán "recaudadores las directivas de las comunidades de usuarios" o ellos mismos abonando directamente a la Xunta "lo consumido mediante una declaración inicial a Augas de Galicia en el plazo de 3 meses desde la entrada en vigor del decreto, en función de los sistemas de estimación directa o estimación objetiva".
Recuerdan que cuando era diputado autonómico en un pleno López acusó a los socialistas de "mentir y alarmar, que esta ley nunca se iba a aplicar a los vecinos de A Estrada y mucho menos a los del rural". "Pues bien el decreto del día 22 habla claro. Con independencia de ser del rural o de la villa todos pagaremos el canon del agua decidido por el PP", asegura el PSOE. Entiende que con los consumos del rural, por un pozo se puede pagar 18 euros y por la traída para 100 usuarios, 1.700 euros. También critica que la Xunta haga recaer los gastos de gestión en los Concellos o en los vecinos mientras que la Xunta recibe íntegra la recaudación". "El Concello de A Estrada, con el silencio cómplice de López Campos, asumirá los gastos de recaudación", sentencia.
Por su parte, el BNG baraja que el recibo del agua suba entre el 121%y el 20% dependiendo del número de habitantes de una casa y del consumo. Suma esta subida a las "reiteradas subidas de impuestos del PP" –contribución y probablemente IVA– y critica subir impuestos a los vecinos mientras que la Iglesia no paga "un solo céntimo por las propiedades que posee, algo que cuenta con el beneplácito del alcalde", según Magariños, Este dice que si bien la Lei 9/2010 no cambió sobre el agua de traídas y pozos particulares", el PP "fruto de la presión social, modificó sutilmente el reglamento para dejar fuera de la aplicación de este impuesto los usos domésticos que no dispongan de aparatos de medida". Los que lo tengan, sí que pagarán, según el BNG. Y dado que "quien hizo la ley, hizo la trampa", la Xunta puede cambiar el reglamento y hacerque paguen "todos los vecinos", asegura".
Publicar un comentario