martes, 31 de mayo de 2011

La primavera de 2011 es la más seca y cálida de los últimos 50 años

 FONTE: El Pais

Medio Ambiente llama al ahorro y al consumo responsable de agua en el verano

DIANA MANDIÁ - Santiago - 31/05/2011
 
No llueve tan poco desde 1961, aunque la media de ocupación de los embalses gallegos, de un 73% de la capacidad total, solo está un poco por debajo de lo que es habitual en esta época del año y siete puntos porcentuales menos que a la misma altura de 2010. En lo que va de primavera se registraron precipitaciones de una media de 126 mm, el 40% de lo normal para la estación y la cifra más baja de los últimos 50 años. El dato no debe alarmar, explicó ayer el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, que aludió a la "anomalía de las temperaturas y el déficit extraordinario de lluvias".
La temperatura media es 3,5 grados más alta que entre los años 1971 y 2000
"No hay un problema inmediato de suministros porque hay muchas alternativas", argumentó. Hernández se refería al abastecimiento de las ciudades, que el conselleiro da por garantizado, aunque no descarta que "las traídas vecinales se puedan ver afectadas por la extrema sequía del noroeste de España". Para los casos de Vilagarcía y Baiona, donde la situación puede ser "más complicada", el responsable de Medio Ambiente apeló al embalse de Zamáns, en la parroquia viguesa del mismo nombre, y al río Umia, como alternativas de abastecimiento. La misma posibilidad existe para las ciudades de Lugo y Ourense, que pueden aprovecharse del agua del Miño, y de la de Pontevedra, del Lérez.
Hernández insiste en que, ya en marcha un seguimiento especial de las cuencas y embalses gallegos, no será necesario activar ningún protocolo más -existe un plan autonómico para casos de sequía- porque "no se esperan problemas para los próximos 40 días". Augas de Galicia, el organismo encargado de realizar el seguimiento, cuenta con 47 puntos de control ubicados en ríos y presas de titularidad autonómica. La información que aportan sobre los caudales muestra hasta qué punto está afectando la sequía de los últimos meses a las reservas de agua. "Únicamente en 11 de las 38 estaciones los aforos están en niveles normales, en el resto están por debajo", señala Francisco Menéndez, presidente de Augas de Galicia.
Son los embalses pequeños los que más están notando la ausencia de precipitaciones. El de Baíña, en Baiona, solo llega al 44% de su capacidad, cuando en la primavera de 2011 estaba al 100%. Algo mayor es la ocupación de la presa del Con - donde la Universidade de Santiago tiene una estación de hidrobiología dedicada a estudiar los ecosistemas acuáticos-, que alcanza el 65% de su capacidad, aunque el año pasado llegaba al 96%. En la otra cara de la moneda están los embalses de Eiras (Vigo) y Cecebre (A Coruña), que registran una reserva de agua del 96% y del 90%, repsectivamente, y el de Forcadas (Ferrol), al 100%.
No solo llueve menos -salvo en el sur de la provincia de Lugo y en el norte de la de Ourense, donde sí se han registrado precipitaciones de carácter tormentoso en las últimas semanas, y en menor medida en A Mariña- sino que además la temperatura está siendo más alta de lo que corresponde a esta época del año. Según Meteogalicia, la media de los últimos meses es de 14,9 ºC, cuando entre 1971 y 2000 no pasó de 11,4ºC, 3,5 grados menos. El calor favorece la evaporación del agua acumulada en los embalses, condición que, unida al déficit de precipitaciones, explica que las reservas estén por debajo de lo normal, aunque controladas. Hernández puso como ejemplo de esta situación el caudal del Tambre, en la comarca de Santiago, una de las zonas que más está sufriendo la sequía. El río está al 50% de su capacidad, con un caudal de 8,3 metros cúbicos por segundo, cuando las necesidades de consumo no superan el metro cúbico por segundo. "Hay que tener en cuenta que el Tambre tiene un caudal sometido a la naturaleza, no regulado, porque no tiene embalses", matizó el conselleiro. Los cauces de A Costa da Morte y del norte de la península de O Barbanza también sufren de manera marcada la sequía, que se está cebando sobre todo "con los ríos más pequeños".
"Llamamos al consumo responsable y a actuar en la línea del ahorro para llegar a las lluvias del otoño con los menores problemas posibles". Meteogalicia no espera lluvias para esta semana, salvo las que pueden caer hoy en el norte de Lugo; pero a partir de mañana vuelven a subir las temperaturas y el jueves puden rozar los 30ºC en Ourense.
Publicar un comentario