miércoles, 1 de diciembre de 2010

El Correo Gallego: Entrevista o Presidente de Augas Galicia

  Fonte: El Correo Gallego

"En Galicia no sobra agua, es un bien escaso"

29.11.2010 Francisco Menéndez, presidente de Augas de Galicia, aboga por un consumo responsable e insiste en que el canon que pagarán los gallegos es el segundo más barato de España 

Añadir leyenda
Francisco Menéndez es desde el pasado septiembre el presidente de Augas de Galicia. Su máximo reto es conseguir que en 2015 Galicia cumpla con la normativa europea y todas sus aguas se encuentren en un estado ecológico óptimo.

En el país de los mil ríos, como es Galicia, ¿cómo explicar que aquí el agua no sobra?
Porque el agua cumple muchas funciones, no solo la de abastecimiento sino funciones ambientales, funciones que producen actividades económicas como la marisquera o producción energética o otros usos como riegos. El agua en Galicia no sobra ni en cantidad ni en calidad y lo que se pretende es asegurar y compatibilizar el agua para todos los usos que se demandan. No sobra ni en cantidad porque Galicia tiene un régimen de lluvias muy variable entre invierno y verano y este verano, por ejemplo, en algunos embalses comprobamos que tras tres meses sin llover hay falta de agua.
¿Derrochamos agua los gallegos?
Yo creo que falta una cultura de moderación en el consumo de agua, digamos que usamos toda el agua que queremos porque pensamos que es infinita y no lo es. Lo que hay que ganar es conciencia de que es un bien limitado y a veces escaso.
¿Crece la demanda de agua?
La demanda global crece y eso es un problema porque a medio plazo el recurso es cada vez más escaso, sobre todo en determinadas épocas del año.
¿Qué importancia tiene la concienciación de los ciudadanos?
Es muy importante, primero porque el hecho de pensar en el agua hará que le demos más valor y que la cuidemos más no sólo porque no la consumamos en exceso, sino también porque la cuidaremos más en cuanto a mantenerla en buen estado.
¿Lleváis a cabo alguna campaña en este sentido?
Sí, en dos líneas de actuación. La primera la campaña de que todos nos tenemos que esforzar en cuidar el agua, que es una cosa de todos, y la segunda a través del Plan Hidrológico que tenemos en información pública ahora mismo, y que queremos que los ciudadanos conozcan lo máximo posible para que enriquezcan el contenido del borrador del plan.
¿Qué supone para Galicia la nueva Lei de Augas?
Pretendemos que sea una herramienta para conseguir el buen estado del agua. Existe una legislación europea y otra española que nos dicen que debemos asegurar el buen estado del agua, pero no cómo conseguirlo. La Lei de Augas de Galicia lo que hace es aportar las herramientas para que eso sea posible. Herramientas jurídicas, un instrumento financiero que blinda las inversiones en esta materia, como es el canon del agua, un régimen sancionador más duro, un apartado exclusivo sobre las rías y una reorganización de la Administración para que sea más eficiente.
¿Por qué cree que la oposición la tacha de recaudatoria?
A mi este tema lo que me sugiere es irresponsabilidad. El canon que propone la Lei es el segundo más barato de España, es progresivo, prima el consumo moderado y garantiza unas cantidades mínimas.
¿Tiene la esperanza de que se convencerán de lo contrario al ver los efectos de la ley?
Yo espero que incluso ocurra antes.
¿Es posible mejorar el servicio sin encarecerlo?
Hay una frase que yo repito últimamente que dice "las cosas cuestan lo que cuestan". El tener un buen agua no es gratis, y esto ya no va sólo por el canon del agua. Los ayuntamientos son los que dan al final el servicio de abastecimiento a los ciudadanos. El hecho de que creer que el agua te puede llegar y luego puedes evacuarla sin coste es un tremendísimo error. Además, supondría que no tienes garantía de que te llega bien, ni la seguridad de que luego va a ser tratada adecuadamente.
¿Con el nuevo canon puede asegurar que sólo pagarán más quienes tengan un consumo excesivo?
Desde luego van a pagar más que antes por el daño ambiental que provocan por ese consumo excesivo, lo que también tengo claro es que para un usuario medio se plantea una subida muy pequeña sobre una pequeña parte del recibo del agua. ¿Qué se entiende por un consumo excesivo?
Hay un consumo estándar que es el consumo doméstico, que es lo que todos necesitamos para nuestro aseo personal, para cocinar, para los electrodomésticos, etc. La Lei entiende como razonable que el consumo estándar se sitúe en cinco metros cúbicos por persona y mes. Cinco mil litros por persona y mes, que no está mal. Un consumo excesivo es gastar por encima de esta cifra.
¿Cómo se realizarán las estimaciones de consumo de agua?
La Lei establece unos tramos de consumo en función del número de personas que habitan en una vivienda. Es decir, consideramos que no es lo mismo que viva una persona o que lo hagan cuatro. Hasta ahora el canon de saneamiento era un tanto por metro cúbico que se aplicaba por igual al consumo de la vivienda. Ahora se entiende que cada persona tiene derecho a que se la considere individualmente a la hora de tarificarle el canon del agua. En una vivienda de cinco personas podrán consumir más agua a un precio más bajo que en una casa donde sólo resida una.
¿Qué es la tarifa social y a quienes se les aplicará?
La tarifa social garantiza el acceso al agua por la parte que le toca a la Xunta, para un mínimo de cantidad. El primer tramo de consumo tiene una cuota muy barata, entre 0 y 0,5 euros al mes. De esta forma, este primer tramo, que equivale a unos sesenta litros por persona y día, está garantizado prácticamente sin pagar.
¿Habrá ahora mayores sanciones para los que contaminen?
Sí, porque era una demanda de la sociedad, que tenía la sensación de que contaminar compensa porque cuesta más el implantar un sistema de depuración que verter directamente y pagar la sanción. Por eso se endurece el régimen sancionador, para acabar con esta situación.
¿Cuándo y cómo se conseguirá el óptimo estado ecológico de las aguas en Galicia?
Salvo alguna excepción, la pretensión es para el año 2015 y esa es, además, la exigencia de la Unión Europea y trabajaremos lo máximo posible para intentar cumplirla.
¿Y el saneamiento del cien por cien de los núcleos de población?
Galicia tiene más de la mitad de los núcleos de toda España. El plan contempla el saneamiento de los núcleos de más de cincuenta habitantes. Es una labor que tiene que implicar a todo el mundo, desde el Estado que se encarga de los más grandes, a la Xunta que realiza los de nivel intermedio, hasta las entidades locales que también deberán ejecutar sus propios saneamientos. Es difícil dar una fecha porque las cantidades que van a ser necesarias en inversión son realmente importantes. Digamos que vamos por el buen camino.
¿Qué papel deben jugar los ayuntamientos en el saneamiento de agua?
Evidentemente, los ayuntamientos mantienen sus competencias en abastecimiento y saneamiento. Un aspecto muy importante es que la Lei de Augas establece que a partir de ella se desarrollarán los reglamentos marco, que pretenden ser una guía para las ordenanzas municipales de estos servicios, que en muchos casos no existen y eso es un problema porque dejan a los ayuntamientos sin un instrumento que permita regular estas cuestiones.
¿Cuál es el estado actual de las rías gallegas? ¿Qué planes de actuación contempla en ellas?
Ahora mismo las rías están en un estado que es bueno cuando no llueve y no tan bueno cuando llueve. Me explico, en poco tiempo tendremos todos los núcleos mayores de dos mil habitantes con sistemas de depuración adecuados, pero el problema que tenemos es que cuando llueve las redes de saneamiento mandan tal cantidad de agua a las depuradoras que no pueden tratarla, porque hay demasiadas aguas pluviales metidas en las redes. Por eso el siguiente reto que tenemos es cómo hacer eficientes las redes de saneamiento cuando llueva y que gracias a eso funcionen bien las depuradoras, lo que redundaría en el saneamiento de las rías.
¿Qué riesgos tiene la privatización de la gestión de agua?
La legislación de aguas reconoce la figura de las comunidades de usuarios que tienen su propia captación y autogestionan su sistema de abastecimiento al margen de las redes públicas. Si la gestión es buena no hay riesgos. La responsabilidad, de todas maneras, del control sanitario es externa a esas comunidades, Sanidad y los ayuntamientos son los competentes en controlar que el agua que consumen sea potable. Para estas comunidades la Lei hace una excepción en el canon, con un noventa por ciento de descuento en la tarifa en reconocimiento a que costean su propio servicio.
galicia@elcorreogallego.es

  Fonte: El Correo Gallego

Publicar un comentario